PERFIL ACADÉMICO: Universidad del Istmo

PERFIL ACADÉMICO: Universidad del Istmo

El año pasado la Universidad del Istmo inauguró su nuevo Campus en Fraijanes, km 19.2 Carretera a El Salvador. Luego de un año en funcionamiento, nos tomamos el tiempo para platicar con la decana y el vicedecano de la facultad de Arquitectura de esta institución, Ana María de García y Eduardo Escobar respecto al desarrollo y evolución de la facultad, así como los nuevos retos que esta enfrenta para los próximos años.
El objetivo es crear un perfil de esta facultad, el cual se complementará a futuro con el resto de las facultades de arquitectura de Guatemala, para darnos un panorama claro de las opciones que los estudiantes encuentran hoy por hoy en el mercado académico.

¿Me podrían dar, a manera de repaso general, un recorrido histórico de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Istmo?

AM: Tendríamos que remontarnos en la historia del IFES, la cual estaba enfocada a lo que es arquitectura con especialidad en interiores. Porque esa era la experiencia y expertise que se había desarrollado en los 30 años de esta institución. De esta forma, la facultad de Arquitectura no es una facultad nueva, simplemente es una evolución del trabajo que se había venido desarrollando anteriormente.

Luego nos dimos cuenta que teníamos que desarrollar también la disciplina de la Arquitectura como tal, ya que tanto arquitectura de interiores como arquitectura están intrínsecamente unidas.

Desde el principio, la facultad comenzó a ver afuera. En el año de 1998, cuando la Universidad del Istmo como tal surge, nos integramos al proceso de Bolonia (proceso de homologación de cursos y reconocimientos de títulos desarrollado por la Unión Europea, adecuándose al sistema de educación Americano). De igual forma, desarrollamos el crédito ETCS (sistema de créditos en base a trabajo desarrollado por el estudiante y no en base al tiempo en que estos pasan en la facultad).

Otro de los factores importantes a mencionar fue que nos dimos cuenta que en Guatemala las facultades estaban “subtituladas”. Es decir, que luego de que el estudiante cursara el pensum total de la carrera, su título no era válido para salir a especializarse al extranjero, no importando que muchas veces el estudiante tuviera más créditos de los necesarios.

Lo que se hizo fue integrar la estructura americana 4-2. Cuatro años de BA/BS (Bachelor of Arts Degree/Bachelor of Science Degree) y dos años de Graduated School. De esta manera el estudiante de la Facultad de Arquitectura podría estudiar cuatro años, obtener su título BS e irse a especializar al extranjero o bien, luego del quinto año optar por un año extra para obtener el título de Master. Ambos reconocidos en el extranjero, facilitando nuestras relaciones con las universidades extranjeras.

Print

Pensum de estudios Facultad de Arquitectura Unis para el 2016: Como se observa, el pensum está separado de la forma 4-2. Los primeros cuatro años conforman lo que en EEUU se conoce como Bachelor y, en caso el estudiante opte por un año extra en Maestría, el Master.

Consideramos que la facultad de Arquitectura ha tenido dos grandes innovaciones en los últimos años. La primera, fue el desarrollo del curso de investigación PTI. La razón de esta estructura de investigación fue facilitar el proceso de graduación a los estudiantes. No es ningún secreto que muchas universidades tienen dificultades para graduar a sus estudiantes por el tema de la tesis, así que queríamos atacar este problema dándole a los estudiantes un camino a seguir para graduarse más fácilmente.

Sabemos, y es perceptible, que el tema del PTI es algo que se tiene que trabajar más. Pero cada año estamos trabajando para perfeccionarlo. Ya que es investigación aplicada en lo que nos estamos enfocando, lo que nos falta es publicarla.

EE: Algo que no se puede hacer en la facultad es cerrar pensum sin tener aprobado tu investigación. Es decir que no podría quedarse con la tesis pendiente, como pasa en otras instituciones. Lo cual es un problema que a la larga estas facultades y, más importante, sus alumnos tiene que lidiar…

¡Seguro! Y no sólo eso. En mi experiencia, muchas empresas se aprovechan de que sus trabajadores no tengan el “título” de arquitecto para pagarles menos, aun cuando estas personas son más calificadas que otros que sí lo tienen. Y, en otros casos, muchas personas con tesis pendientes se acomodan y dejan que pase el tiempo… A la hora que estos quieran ejercer como arquitectos colegiados, se les va a complicar un mundo pasar otra vez por la tesis.

AM: Como mencioné anteriormente, estamos conscientes de que se tiene mucho que hacer todavía, y esta evolución vendrá de la mano a medida en que los catedráticos que impartan estos cursos sean personas formadas en la facultad, que entiendan los alcances que estas materias pueden tener en el estudiante.

AM: La segunda innovación son los llamados Cursos de Concentración, para fortalecer áreas de estudio del interés de los estudiantes: Urbanismo, Sostenibilidad y Medio Ambiente. Actualmente la Universidad del Istmo se ha perfilado como una universidad con una formación muy fuerte en Urbanismo. Creería que somos la facultad que más ha logrado desarrollarse en esta área. Tenemos también Sostenibilidad y Medio Ambiente, que son áreas aún en desarrollo.

NOCTURNO

“The Airport of The Future” Mención de Honor Fentress Global Challenge 2016. Kevin Espina, Adrián Zuñiga y Osmín López.

EE: Sólo para complementar lo que acaba de decir Ana María. La razón por la cual la facultad ha tenido una fortaleza en el área de Urbanismo ha sido por sus egresados. El área de urbanismo fue estructurada y fortalecida por un grupo que se especializó en el extranjero en esta área ya que han participado en proyectos muy importantes en la Municipalidad. El problema con temas como sostenibilidad y medio ambiente es que no ha existido tal grupo. Y no sólo no existen estudiantes que se dediquen a desarrollarse en esta área, sino que las personas que lo han hecho lo han visto con una visión mercantilista, con la única finalidad de vender productos y servicios.

RENDER 2

“Centra Occidente” Guillermo Paiz.

EE: También quisiera compartir que tenemos planes para una tercera concentración. Esta estaría enfocándose en temas de empresa: financias, comercialización, mercadeo, etc. Luego de la experiencia con la MAPI (Máster en Administración de Proyectos Inmobiliarios) con la Politécnica de Madrid, tenemos la ilusión de implementar mucho del conocimiento adquirido e integrarlo en los  programas de licenciaturas.

Me gustaría ahora pasar a discutir un poco el perfil de la facultad como tal. Hablemos un poco de la filosofía de la Facultad. ¿Cuál es el valor agregado que tiene un estudiante egresado de la facultad de Arquitectura de la Universidad del Istmo?

AM: El perfil que nosotros estamos buscando es una persona que esté muy bien formada en el tema “arquitectura”, que es lo más importante, pero que además esté muy consciente de que lo que está pasando a su alrededor y logre dar soluciones integrales a los problemas actuales.

RENDER 1

“ACAT” Rosa María Noriega, Guillermo Paiz & Javier Penados

AM: Para lograr tener esta dinámica, la necesidad de tener las instalaciones adecuadas es importante. Por eso estamos implementando el concepto de un gran salón, para que las personas no sólo lleguen a recibir crítica, sino que también trabajen en el lugar. De esta forma el catedrático puede de verdad ayudarlos a desarrollar sus proyectos, no sólo “darles críticas” y decirles qué es lo que está mal. Como consecuencia, lo que estamos logrando es que el estudiante pueda desarrollar un sistema propio de diseño, no algo impuesto por alguien más.

AM: Algo talvez para complementar el perfil del estudiante de la facultad de Arquitectura de la UNIS es que son profesionales que ponen en el centro de la profesión a la persona. Somos la facultad que más cursos humanísticos imparte. De esta forma, no sólo formamos profesionales capaces, sino personas que se preocupen por mejorar la calidad de vida de las personas a su alrededor.

PortadillaARQ-JAVIERPENADOS-pag32

“Mercado Central” Javier Penados

Algo que me gustaría tocar ahora es lo que la Universidad ofrece a sus egresados, lo cual se muestra en la oferta de estudios que ustedes normalmente emiten a los candidatos de ingreso a la facultad.  Como primer objetivo, la facultad tiene el que el estudiante de la facultad sea empresario.

Personalmente soy un poco escéptico en este punto, ya que luego de mapear a los egresados de años anteriores,  sólo el 15% de los estudiantes de arquitectura de la facultad terminan ejerciendo como arquitectos, con algo parecido a “una práctica personal”. El resto de los estudiantes o no continúan ejerciendo como arquitectos, o trabajan para otra firma. ¿Esto es un objetivo reciente de la facultad? ¿Cómo planean llevarlo a cabo? Tomando en cuenta que la Universidad del Istmo tiene su unidad especializada en negocios (UNIS BS), ¿Han tenido algún tipo de acercamiento con ellos para que los ayuden a estructurar de mejor manera su pensum para lograr este objetivo?

AM: Bueno, hay que aclarar algo. La facultad de Arquitectura de la Universidad del Istmo es relativamente joven. Los chicos de las primeras promociones estarán rondando los 35 años. Están en el proceso de crecimiento… Este aspecto se dará, pero hay que tener en cuenta que el empresariado toma tiempo para desarrollarse.

Esto lo entiendo. Es solo que revisando su pensum de estudios, la facultad contempla cursos como administración I y II, mercadeo, finanzas, como electivas muchas veces. Si el objetivo principal de la facultad es generar empresarios. ¿No deberían estas clases ser parte troncal del pensum?

AM: Esto es un aspecto que tenemos que trabajar más. Nosotros tenemos clases troncales inamovibles, como ética y filosofía que no podemos mover. De esta forma nuestro pensum muchas veces no nos da espacios para que las clases empresariales tengan la importancia que deberían de tener. Estamos conscientes de esto y, claro aceptamos que es algo en lo que tenemos que trabajar más.

EE: Hay algo que tengo que mencionarte respecto a este punto, y que a mí me costaba entender antes de estar en este cargo. Los porcentajes de tiempos que se le dedican a los cursos técnicos de arquitectura, a nivel mundial, son muchos. A esto agregándole lo que Ana María comentaba de los tiempos que exigen estas clases humanísticas, nos deja con poca área de maniobra. Esto es lo que ocasionó, y es un error, fue el dejar muchas de estas clases empresariales como electivas. No es una excusa, pero es una de las cosas que tenemos que ver como las estructuramos de mejor manera.

AM: Y es un problema que tenemos que integrar mejor, en todos los sentidos. Porque un sello característico de los estudiantes de la UNIS es esta parte Humanística, que no queremos que se pierda en ningún momento.

Tengo otra pregunta, ésta más a corto plazo que relaciona la empresa-mercado con los egresados de la facultad.  ¿Qué tanto se analiza el mercado real a la hora de estructurar los programas académicos? Me refiero a qué tanto se toma en consideración los requerimientos o el perfil ideal que las empresas desean para sus trabajadores: Las aptitudes, los programas que controlan, los conocimientos técnicos, etc. Por ejemplo, si en el mercado los programas más agradecidos por las empresas son Revit, 3D MAX, Autocad y Sketchup ¿La facultad lo integra a su pensum? ¿Qué tanto se toma en consideración estas variables a la hora de tomar decisiones en cuanto al pensum de estudios?

AM: Dos cosas. Uno, cada tres años se contrata un estudio de mercado. De esta forma comprendemos las exigencias reales del mercado laboral y, en base a esta información, modificamos nuestro pensum. Y segundo, el feedback de las prácticas profesionales, las cuales las desarrolla el estudiante durante cuatro años de la carrera.

El segundo punto que ofrece la Universidad del Istmo a sus estudiantes es el ser profesionales con conocimiento de las últimas tecnologías, un profesional que busque la innovación en el campo. ¿Les gustaría desarrollar cómo planea la facultad capitalizar este punto?

EE: Creo que acá tendríamos que aclarar que significa el tema de la tecnología para nosotros. Cuando nosotros nos referimos a tecnología, no nos referimos a poseer el último software y basar toda nuestra enseñanza en métodos paramétricos o cosas por el estilo. El espíritu de este objetivo es que los estudiantes estén anuentes a la tecnología constructiva que se utiliza en el medio.

12814287_10208888732197739_6839622829707549973_n

Pabellón de Madera. Beatriz Carrera, Pilar Alvarado, Paulina Ponce & Steffany Marroquín

AM: En realidad, tenemos plan para desarrollo de las dos áreas: Tecnología, como conocimiento de los métodos constructivos; y tecnología, como nuevas herramientas para el estudiante. Pero, una vez más, volvemos al tema de la juventud relativa de la universidad.  Se tiene previsto tener un laboratorio de física-química en estas nuevas instalaciones, los cuales servirán para el desarrollo de investigaciones aplicadas a la construcción y, por ende, a la arquitectura. De igual forma, estamos en proceso de compra de impresoras 3D. Todo es parte de un proceso…

El otro aspecto es que hay que matizar estas decisiones a nuestro entorno. Hace diez años, la discusión que se tenía en las diferentes facultades era la cantidad de cursos que se recibían a “mano” y cuales eran en digital. Esto no es una excusa para cubrirnos las espaldas, estamos conscientes que tenemos que desarrollar estas áreas tecnológicas, así como el resto de las facultades de arquitectura de Guatemala. Sin embargo, esta parte de retraso tecnológico, es un aspecto que ha acaecido a toda la academia, no sólo a una facultad en específico.

DSC01919

Trabajos desarrollados en Diseño Fundamental 2015

EE: Otro aspecto que se tiene que estamos conscientes es que cada año, a nivel mundial se sufre una modificación de lo que es considerado como la “tendencia” del momento. Hace ocho años, el tema del grasshopper era el punto de enfoque de la arquitectura de vanguardia… ahora se está concentrando en la fabricación digital. El verdadero reto será cómo podemos identificar estas tendencias y actuar en consecuencia.

Y para poder integrarnos a esto debemos de contar con personas que estén capacitadas, que puedan hacer la relación tecnología-arquitectura, y que no se vuelva un único método que limite a los estudiantes. No nos podemos dar el lujo de invertir mucho dinero y apostar a una tendencia que cambiará cada 5 años.

Normalmente las Universidades son valoradas en base a sus vínculos con otras instituciones en el extranjero: la cantidad de personas que luego de estudiar una carrera universitaria optan por un posgrado en el extranjero  y los programas de intercambio que estas instituciones tienen a lo largo de la carrera. ¿Podríamos hablar un poco sobre este tema? ¿Cuál es la relación de la facultad de arquitectura con instituciones extranjeras?

AM: Desde el primer momento teníamos claro que teníamos que tener relación con otras universidades para poder empaparnos de lo que estaba pasando en el mundo de la arquitectura. El primer contacto en el extranjero fue, como era lógico, la Universidad de Navarra. Luego, nos enfocamos en desarrollar relaciones en América del Norte, ya que comprendimos que en EEUU se desarrollan las tendencias en el mercado mundial: Nos hemos aliado con universidades como El Tecnológico de Monterrey, SCAD, North Carolina, Mississippi, La Universidad de Chicago.

Algo que nos ha ayudado es el invitar a catedráticos de estas Universidades a dar cursos de la Maestría y luego desarrollar relaciones interpersonales con estas instituciones. El siguiente paso es desarrollar intercambios entre Universidades para que los alumnos se interrelacionen con otras personas con diferentes perspectivas. De estas relaciones se han logrado concretar dos intercambios: con Puerto Rico y con el Politécnico de Madrid.

Ahora, con el Nuevo Campus, las relaciones se han hecho más sencillas. Antes era un poco complicado convencer a Universidades de la talla de SCAD que nos consideraran aliados, pero todo esto ha venido cambiando poco a poco.

20150528_125116

Viaje a España 2015. En El Kursaal de San Sebastian. Rafael Moneo

El último tema que me gustaría tocar es el tema de investigación. Como bien se sabe, en las Universidades de talla mundial, el 30% de los ingresos de estas están basados en la matrícula de los estudiantes, en comparación del 70% de otras fuentes. Dentro de estas, la investigación y desarrollo es uno de los departamentos que convierte a estas instituciones en empresas rentables. Me gustaría que me hablaran un poco el cómo ven a la Universidad en este aspecto…

EE: Ese es talvez uno de los temas más álgidos que tenemos hoy por hoy. Porque si bien es cierto, la cultura de investigación siempre ha estado presenten en la facultad, hemos tenido un proceso largo para poder evolucionarla a lo que nosotros quisiéramos. Actualmente se ha vuelto a habilitar el departamento de investigación, lo cual es algo bueno.

Dentro del plan estratégico de la Facultad se tiene contemplado que los catedráticos y estudiantes publiquen investigación, más a corto plazo… los catedráticos.

De esta forma, tenemos dentro de nuestra cultura que nuestros catedráticos escriban regularmente en nuestra revista ALTUM, para impulsar la cultura del análisis y crítica. Por ahí es un canal para empezar a desarrollar estos hábitos.

Estamos clarísimos que sin investigación, no podemos generar cultura de arquitectura en Guatemala.

Sin título-1

AM: Se han tenido algunas colaboraciones de investigación con algunas empresas, como por ejemplo Urbanística – Empresa Metropolitana de Vivienda y Desarrollo Urbano, que terminó en una publicación. De igual forma Cementos Progreso en su momento se acercó a la facultad para que se colaborara en investigaciones para ellos.

 

Nuestra idea es que la investigación que se desarrolle en el corto plazo esté al servicio del entorno inmediato de la Universidad, Fraijanes. Es una idea que se ha venido tratando y que creemos, puede hacerse realidad.

Conclusiones

Cuando Andrés Oppenheimer (periodista argentino) le preguntó a Bill Gates (fundador de Microsoft) cuál era la clave para que las Universidades Latinoamericanas se desarrollaran de mejor manera en los siguientes años, éste le contestó: Humildad. Decía Gates, que a Latinoamérica le falta una dosis de humildad para darse cuenta cuál es la verdadera posición de sus Universidades y Centros de Investigación en el contexto mundial. “Si creen que han llegado a la meta, están fregados”. Esto lo decía tomando en cuenta que ninguna Universidad Latinoamericana, excluyendo a la UNAM y la Universidad de Sao Pablo, aparecen cerca del top 100 del ranking de las mejores Universidades alrededor del mundo. Aún falta mucho por desarrollar para Latinoamérica.

Algo que me llamó la atención a la hora de entrevistar a la Decana y el Vicedecano de la facultad de Arquitectura de la Unis es que, contrario a lo que esperaba y congruentes con lo que decía Gates, están anuentes que hay mucho qué mejorar…

Si bien es cierto, la facultad de arquitectura del a Universidad del Istmo es la facultad con mayor reconocimiento de esta institución. En sus 18 años de existencia ha logrado posicionarse en el top 2 de escuelas de arquitectura del país y, consecuentemente, de la región centroamericana: Reconocimientos a nivel internacional, alumnos destacados en el extranjero, catedráticos universitarios de alto desempeño, trabajadores exitosos, son algunos de los comentarios que uno escucha cuando se habla de los egresados de la UNIS. Sin embargo, cuando uno desempolva esta superficie atractiva, se descubre que muchos de estos logros han sido obtenidos por un pequeño grupo de alumnos y exalumnos que, si bien han sido parte de la universidad, muchas veces no representan a la mayoría operante.

Si realmente la finalidad de la universidad es ser considerada competente en el plano nacional e internacional, esta excelencia tiene que ser un factor reconocido en la gran mayoría de los egresados, estudiantes y catedráticos, no sólo de algunos.

Luego de revisar las notas que se desarrollaron para este artículo puedo asegurar que en estos 18 años de Unis, la facultad de Arquitectura ha desarrollado una de las estructuras académicas más completas e integrales para arquitectos de la región. No es sólo que su pensum posee los cursos que las demás facultades exigen a sus alumnos, sino que cursos como forhum, pti y el acompañamiento de un asesor son herramientas que no posee ninguna otra facultad de arquitectura en el país.  El problema no está en la estructura… Está en la forma en que se trabaja ésta.

Si bien se mencionó en la entrevista se tiene un déficit de catedráticos especializados en los concentraciones, también se debería de mencionar que el traslado de la Universidad agravó mucho más esta situación. El mercado real de catedráticos sigue estando en la ciudad capital y si a largo plazo se quiere que los mismos exalumnos sean las personas que saquen adelante esta facultad, se tendrá que pensar en cómo se genera una estructura atractiva para que estos formen parte del profesorado.

Si bien hay mucho que mejorar aún, queda la esperanza en que la faculta de Arquitectura está consciente de esto y que está preocupada por mejorar cada vez más.

Eduardo Escobar & Ana María de García

Ana María de García, Decana de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Istmo. Eduardo Escobar, Director Académico de la Facultad de Arquitectura por la Universidad del Istmo.

Únete a la discusión

Loading comments...