Una Crítica Arquitectónica Objetiva

Una Crítica Arquitectónica Objetiva

La objetividad en el diseño. ¿Es posible analizar un diseño de manera objetiva? ¿Existen parámetros absolutos en los cuales podemos comparar si algo es bueno o no? Muchos parecen estar convencidos que el Arte, la Belleza y el buen gusto son cuestiones totalmente subjetivas y que es imposible establecer dichos parámetros pues todos tienen gustos e intereses distintos.

Esta forma de pensar es culpa de la filosofía post-moderna que logró institucionalizar en las escuelas de arte la gran mentira que “la belleza está en el ojo del espectador”, y descartó todo el conocimiento previo en cuanto a Estética que se había logrado integrar hasta entonces. De ahí que el mundo del arte produzca monstruosidades como las obras de Basquiat, o que nos presenten como arte manchas de pinturas con degrades como Rothko, en lugar de los mundos surrealistas de Dalí, o del hiperrealismo narrativo de Lawrence Alma Tadema.

Sin embargo, la Belleza, como fenómeno metafísico, es medible y estudiable. Es posible analizarla para deducir las normas que le rigen (como las leyes naturales) y utilizarlas para crear artefactos bellos. Ese es el propósito de la Estética como rama filosófica.

Conceptos como Composición, Proporción, Alineación, Jerarquía, Escala, Ritmo, Rotación, Contraste, Repetición, Remate, Proximidad, Balance, Espacio, etc., son resultado del análisis del fenómeno belleza y son las normas objetivas que nos ayudan a diseñar artefactos bellos.

La Importancia de la Objetividad en el Diseño

“¿Que importa todo eso de proporciones y composiciones si las personas que no son arquitectas o diseñadoras no les ponen atención?”

Lo bello vende.

Cuando observamos cualquier objeto nuestro sistema visual realiza millones de mediciones de este tipo para indicarnos si algo es bello o no. Esto es parte de nuestra propia evolución biológica pues las cosas bellas tienden a ser necesarias para nuestra supervivencia; así como un hombre se ve atraído en un inicio hacia una mujer debido a sus características bellas (caderas, piernas, rostro simétrico, buen tono de piel, una buena sonrisa, etc…), así una mujer se ve atraída en un inicio hacia un hombre por sus características bellas (Cuerpo robusto, rostro acicalado, nalgas, una buena sonrisa). La atracción se da pues las características bellas le indican a un nivel biológico al individuo la salud que otro posee y la probabilidad de poder procrear o sustentar una familia.

La estética puede parecer una cuestión secundaría en cuanto a nuestras tomas de decisiones, pero realmente es una de las más importantes. No por nada Steve Jobs estaba obsesionado con la estética de sus artefactos. Sabía que si lograba un diseño no solo funcional sino bello, las personas estarían dispuestas a pagar más por dicho objeto.

Una Crítica Arquitectónica Objetiva

Los edificios, como cualquier artefacto hecho por el hombre, también se ven afectados por el fenómeno metafísico de belleza. Es posible diferenciar entre un edificio feo y uno bello. Y esto puede ser la diferencia entre un edificio atemporal y uno que, pasado la moda, se demuele.

Por este motivo es importante dialogar en cuanto a la estética de los edificios, pues son inversiones millonarias en donde una mala decisión puede reducir la rentabilidad a largo plazo de un edificio. Existe asimetría de información entre Desarrollador-Arquitecto-Consumidor y es el propósito del crítico el buscar reducir dicha asimetría. El buscar que la información en el mercado se transmita de manera correcta y que los consumidores puedan tomar las mejores decisiones. Esto se logra estableciendo un marco teórico que permita una comunicación clara, cosa que la filosofía post-moderna no logró y terminó confundiendo y alienando a las personas del mundo del Arte y la Arquitectura.

Quienes sostienen esta forma de pensar post-moderna, en donde no existen parámetros de belleza objetivos y en donde la “belleza se encuentra en el ojo del espectador” nos tacharán de haters a raíz de su propia superficialidad y por falta de argumentos para sustentar sus decisiones, o más bien, falta de decisiones estéticas. Queremos sobrepasar esas actitudes cavernícolas y llevar el debate a una situación pedagógica, en donde quienes le observen pueda analizar y hacerse su propio criterio.

Lo bello importa.

Overrated

Overrated_gt

Creemos que Guatemala necesita de una crítica arquitectónica que fomente el diálogo y la pedagogía.

Únete a la discusión

Loading comments...